backtotop

Categories: Uncategorized

telefonoLos especialistas en salud mental perciben, en sus consultas, un aumento de las peticiones para tratar a niños y adolescentes de una posible adicción a las nuevas tecnologías: internet, videojuegos y teléfonos móviles, entre otros. De ahí, que la Consejería de Sanidad de la Comunida de Madrid, a través de su Agencia Antidroga, haya puesto en marcha un proyecto piloto, denominado «Prevención de la Adicción a las Nuevas Tecnologías», cuyo objetivo es mentalizar a jóvenes y padres del riesgo que lleva aparejado el uso indiscriminado y abusivo de dichas tecnologías para evitar, así, una futura y peligrosa dependencia. Las nuevas tecnologías «enganchan» a los menores con más facilidad de lo que se piensa y son, a juicio de los expertos, tan dañinas como el tabaco, el alcohol y las demás sustancias tóxicas. Hay un dato, contrastado: según un estudio de la Oficina del Defensor del Menor de Madrid, el 28 por ciento de los niños y jovenes entre 11 y 17 años se sienten «sumamente agobiados» si se les quitan el teléfono móvil.

La viceconsejera de Salud Pública y Consumo, Belén Prado, explicó ayer que este innovador proyecto se ha puesto en marcha este mes de octubre en tres colegios de la región (privado, público y concertado). Participan 225 escolares entre 11 y 13 años y 450 padres. Se desarrollará durante catorce horas por grupo de alumnos y durante cuatro para cada grupo de padres.
La evaluación del proyecto «Prevención a la Adicción de las Nuevas Tecnologías» se hará a finales de noviembre. «En función de los resultados -dijo Prado-, se estudiará su ampliación».
Según los especialistas, el fenómeno de la adicción de niños y adolescentes a las nuevas tecnologías es tan reciente que se carece de estadísticas, «pero tiene un elevado porcentaje de curación». El problema se detecta porque el niño pasa cada vez más horas delante de las pantallas, las video consolas y con el móvil. Otros síntomas son la irritabilidad y la ansiedad.