backtotop

Categories: Uncategorized

fumar_produce_cancerPor más de quinientos años se dudó de su existencia. Hace unos días arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología de México, encontraron los restos de lo que fue el Jardín Botánico que el Rey Nezahualcóyotl, ordenó construir en 1430, cuando gobernaba Texcoco.

“Este espacio era conocido en aquella época como de recreación y esparcimiento donde se tenían los jardines donde venían a descansar los señores, los reyes”, dijo el arqueólogo Gustavo Coronel. Se trata de un terreno de más de siete hectáreas, que se ubica cerca del centro de Texcoco. Durante décadas, se plantó avena y tomate, lo que ayudó a la conservación de las piezas arqueológicas.

Los expertos iniciaron las excavaciones hace dos meses, como parte de los trabajos previos, para la construcción de un supermercado. Hasta ahora han sido explorados 400 metros del terreno, que en su mayoría pertenecen al acueducto, que era parte de este jardín.

“Es de paredes planas verticales con 30 centímetros de profundidad y 30 de ancho, se vuelve más profundo en la parte este, ahí mide 50 centímetros… Está hecho de piedra volcánica tezontle y piedra pómez, destacó el arqueólogo Coronel. También se encontró un pozo, del cual fueron extraídas figurillas hechas de barro y adobe.

Actualmente, sólo quedan 22 de los más de 2 mil ahuehuetes, que fueron sembrados en su construcción original. “Se supone que tenemos ahuehuetes de entre 250 y 550 años en los alrededores de este predio”, comentó el arqueólogo Yalo Madrigal.

Se espera que los trabajos arqueológicos continúen al menos dos meses más y será el Instituto Nacional de Antropología e Historia, la instancia que determine la situación de este predio.